Avances tecnológicos en medicina
¿Nos estamos quedando atrás? Parte I

Avances tecnológicos en medicina
¿Nos estamos quedando atrás? Parte I

Accesos Vasculares FASVA

Si miramos el maletín de un médico hoy, nos sorprenderíamos al encontrar que los aparatos que se utilizan actualmente son los mismos de hace décadas: el estetoscopio tiene 200 años de uso; el medidor de presión arterial, 135 y el desfibrilador, 70. Mientras nuestro mundo en general es cada vez más digital, el uso de tecnología médica pareciera ir a paso lento

En cambio, los pacientes demuestran tener mayor prisa por adoptar nuevas tecnologías y aprovechar las oportunidades del mundo digital. Prueba de ello es que están usando sus propias habilidades y la tecnología, para tomar decisiones sobre su salud. De acuerdo con Google, el 90 % de pacientes investiga información médica en Internet. Algoritmos, aplicaciones y servicios como el de IBM Watson, así como “chequeadores” inteligentes de salud y secuenciadores de genoma baratos, les dan cada vez más poder para tomar decisiones sin tener que consultar a los médicos. El problema es que, sin la experiencia de estos, los pacientes pueden caer fácilmente en la desinformación y hasta perjudicar su salud.
Lo que sucede en realidad con la tecnología médica es que toma mucho tiempo para ser utilizada masiva y uniformemente. De hecho, en ciertas disciplinas estamos viendo un desarrollo tecnológico que nos hace pensar que se trata de ciencia ficción. Veamos algunos ejemplos:

ExAblate Neuro:
La Administración Federal de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) recientemente aprobó el primer dispositivo de ultrasonido para la cura de temblores esenciales – sin involucrar cirugía alguna – llamado ExAblate 4000.
Las pruebas realizadas en pacientes con este dispositivo dieron resultados comparables a la estimulación cerebral: reducción de los temblores a la mitad después de 3 meses y en un 40 % después de un año. Solo que, y esto es tal vez lo más importante, a diferencia de la estimulación cerebral, este proceso no involucra procedimientos invasivos ni incisiones en el cerebro.
La aprobación de la FDA significa que este procedimiento queda disponible para los pacientes que califiquen.

Páncreas artificial:
En septiembre de 2016 fue aprobado por la Administración Federal de Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) un nuevo dispositivo para uso en pacientes diabéticos.
Se trata del Sistema MiniMed® 670G, una bomba que ajusta automáticamente la liberación de insulina, basada en un sensor que mide los niveles de azúcar en la sangre cada cinco minutos. La compañía desarrolladora del sistema dice que tiene como objetivo ayudar a las personas que viven con diabetes tipo 1 a “pasar menos tiempo controlando su enfermedad y más tiempo disfrutando de la vida”.
En la segunda parte de este tema, veremos más innovaciones médicas, algunas, ya disponibles en Colombia. Hasta entonces.

Esta publicación es una traducción y adaptación de información ya publicada en los siguientes sitios:

Deja un Comentario

Name*

Email* (never published)

Website